sábado, marzo 24, 2007

Vía Crucis Colectivo


Las colas son el día a día en esta ciudad (Caracas), la noticia son los días de no tráfico, de calles sin colas, ni congestión… trayectos que se harían en 15 minutos se de vuelven 3 ó 4 horas de martirio en el estacionamiento colectivo de esta gran ciudad.

Para aprovechar mi día, decidí trasladarme el día de hoy a la oficina en Metro y autobús, así aprovecharía el tiempo muerto leyendo un libro. El Metro estuvo delicioso, poca gente, aire acondicionado a una temperatura rica, un libro interesante que me abstrajo del mundo, al punto de que hasta agradecí la demora técnica del tren que me permitió terminar un capitulo.

Me baje del metro dispuesta a realizar la segunda fase del transporte, miro la Avenida: La cola está peor que nunca!, corneteo incesante, insultos, calor agobiante... Bueno! Tengo mi libro, capaz y hasta lo termino en este trayecto. Me monto en el autobús * y Sorpresa!! los asientos están todos dañados, no hay una silla con respaldar vertical, todos tienen una horizontalidad peligrosa (prácticamente vamos acostados unos encimas de otros)… Mis rodillas clavadas en los riñones del señor que va a delante. No puedo abrir el libro!!! Me cambio de puesto sin éxito, para completar el cuadro: música a todo volumen, la chica de al lado cantando a viva voz

En una casa de hotel… Tú me quemas, tú me quemas

Sigue el calor y yo con gripe, afónica y sin poder leer, decido asomarme por la ventana: el calor parece afectar a la gente, bullicio, gente gritando, gente de mal humor, típico de un día de mercado popular…

Mientras en la camionetita empieza el primer acto:
Chica que expone su necesidad de operarse por quemaduras en el cuerpo… le doy algún dinerito.

Quiero decir que te quiero… ah ah

Segundo acto:
Sr. Accidente de moto, parafernalia en la pierna… necesita comprar algún medicamento (realmente es uno más de los que simulan una enfermedad para pedir)... Casi nadie aporta a su causa (pues algunos ya conocen al personaje) y se baja de la camioneta.

Intento aplicar mis clases de yoga para abrir el libro, la cantidad de huecos en la calle y la pésima amortiguación del transporte aunado a la posición yogui me produce mareos, además se me durmió la pierna (pobre señor de adelante, debe estar lesionado por culpa de mis rodillas).

Ahora las que cantan son 2!!

Aquel viejo motel

Tercer Acto:
Señor vendedor de chocolates: Tome Mija!! Sin compromiso, tómelo, (sin importarle verme toda contorsionada)..

Siempre, Siempre contigo amor

TOMELO!.. Me desenredo de la posición de yoga y como puedo tomo el chocolate, el señor recita el discurso de venta de rigor y luego recoge su mercancía…

Vivir sin ella, es sentirse… esto no es normal…

No es normal que ahora a la de atrás le de por bailar sentada y obligarme a recibir semejante masaje de espalda

Cuarto Acto:
Señora mayor con niña necesita para comer…

Y esto solo fue la cuarta parte de mí viaje
Trayecto recorrido: 5 cuadras
Tiempo: 45 minutos
Hojas leídas: 0
Balance final: afónica, con gripe y ahora sorda y con jaqueca…

*Autobús: vehículo automóvil de transporte público y trayecto fijo que se emplea habitualmente en el servicio urbano, es llamado "colectivo" en algunos países de Latinoamerica.

8 comentarios:

Rita dijo...

¡Yazz!
Redactastes nuestra tragedia cotidiana de manera tan cómica que no pude sino soltar ¡una carcajada!
La verdad que esta realidad no me toca a mí sino muy de vez en cuando, siempre he tenido la suerte de trabajar muy cerquita de mi casa. De lo contrario créeme: estaría amargada. Sin embargo, me causa admiración la capacidad que tiene el venezolano de "calarse" todo. ¡Somos tan poco exigentes con el servicio que nos prestan! Y tan "tolerantes" con ésta clase de situaciones que a veces damos lástima. Por el contrario, al llegar a nuestros sitios de trabajo nos desquitamos con una altanería hacia los superiores y una indolencia al hacer el trabajo que deja mucho que desear. Es ésta actitud es la que tiene tan mal a nuestro país. ¿Cuándo cambiarán las cosas? No lo sé. Habrá que salir equipado con libros, pastillas para el dolor de cabeza y orejeras como paliativo a ésta música de los autobuseros... ¡en fin!
Menos mal que no es tu cotidianidad.

Lindisima dijo...

Bueno, que te puedo decir, asi es nuestro transporte público, lleno de mala calidad de servicio, ojala copiaramos, los servicios adoptados por otros paises hermanos, que no son desarrollados( EEUU, europa), y piensan en los pasajareros, que necesitamos rapides y un buena calidad en las unidades de transporte). Besitos =)

Psique dijo...

Eso me recuerda cuanto odio los autobuses.

Por lo menos tuviste un viaje agradable en metro.

Saludos!

Jacqueline dijo...

Yazz
¿Qué es de tu vida y tus planes????
Repórtate mujer!
Un beso.

Yashvé dijo...

Rita: Menos mal que no es nuestra cotidianidad, realmente atenta contra la cordura

Lindisima: Ciertamente la noticia son los transportes en buen estado

Psique: Yo tambien Odio los autobuses

jacqueline: Que linda visita!... Los planes iguales: partir a Barcelona, cuándo?.. no sé, la burocracia venezolana me ha hecho posponer y posponer.. por ahora me lo he tomado con calma y paciencia.. ya llegará el momento, poco a poco, pero a paso firme. He estado un poco alejada del mundo bloguero, pero prometo ponerme al día. Besos

Roswell Joselin dijo...

Uyyyyyyyyyyyyyyyyyyy pa'locos...es bueno recordar esas situaciones y recordar porque estoy aca, sobre todo en estos dias de postpatos...Suerte con los planes y el viaje

Oswaldo Aiffil dijo...

Toda una odisea Yashvé, y pasan muchas mas cosas que esa, de película de terror, al final las piernas tiemblan (de la posición yogui o del susto), llevas un perfume que no es el tuyo (ni lo desearías), los oidos a reventar y el respectivo calorón, todo por un módico precio. Asi es la vida Yazz! Un beso!

Yashvé dijo...

Roswell: Qué linda visita, que bueno que ya estés de vuelta en el mundo del blog… me alegra poder darte una alegría con mi cuento y borrarte un poco la melancolía posparto

Oswaldo: Los has resumido todo con las palabras exactas!!! … Así tal cual es la nuestro “Vía crucis Colectivo”