viernes, junio 15, 2007

Tic-Tac


En estas últimas horas antes de partir a Barcelona, he estado llena de múltiples actividades unas muy estresantes y otras muy lindas como el encuentro de hoy con amigos y familiares.

Días ansiosos que me quitan el sueño y me encuentro en ese desagradable momento donde el cuerpo te pide a gritos descansar pero tu mente sigue trabajando y no te deja conciliar el sueño: empiezas a dar vueltas por toda la casa, reorganizas lo ya organizado, abres y cierras gavetas vacías en busca de" algo que se queda", haces miles de planes para que al día siguientes puedas completar todo lo que falta , sientes que el reloj vuela y que no da tiempo de nada.

En este corre-corre físico y mental me encontré con algo maravilloso: el comentario que hizo Joseín en el post de Rita:

Oigamos el silencio que hay entre el tic y el tac del reloj:
allí está la paz.
Paz...Divina Paz.

El mantra que necesitaba para volver a centrarme, solo en paz puedo controlar mis pasos y solo en ese estado de silencio y tranquilidad podré actuar de la mejor manera: en equilibrio y control de todo mi ser y no dominada con la ansiedad y el tiempo.

Gracias Joseín...

6 comentarios:

Bohemia dijo...

Me encantó eso delsilencio entre el Tic y el tac...precioso!!!

Besos

Oswaldo Aiffil dijo...

Gracias por compartir querida Yazz, muy buena suerte, es todo lo que necesitas, lo demás lo llevas contigo. Un beso grande!

Lindisima dijo...

Ya queda poco para el gran día y esa partida tan esperada, solo te deseo lo mejor, seguimos en contacto.

Joseín Moros dijo...

Tac-tic...tic-tac

Psique dijo...

Que tengas Buen viaje!
Saludos!

Nerim dijo...

Hola Yazz, tu prima lindisima me envia la dirección de tu blog. Veo que estas recien llegada a Barcelona, espero que aquí encuentres todo aquello que has venido a buscar.
Y en el silencio entre el tic y el tac, que sepas que aqui estoy para lo que necesites. Sé lo duro que es deshacer tu vida y meterla en baules, yo ya pasé por eso, en el año 83, lo que pasa que nos vinimos en un crucero de la linea C y nuestra vida cupo en tonelada y media de carga.
Y con un abrazo te doy la bienvenida.
Nerim